Boletín informativo Estrella Maili

Boletin del 2012-08-12

Bienvenidos a una nueva edición del boletín de la Fundación Estrella Mailí.

En este boletín gratuito, encontrará artículos, historias, poemas, bibliografía, enlaces a otras páginas web que ofrecen recursos para personas, especialmente padres, que viven un proceso de duelo. Es un espacio para expresar sentimientos y compartir experiencias...

En esta edición del boletín de la Fundación Estrella Mailí les ofrecemos...
  1. Envía Claudia Villón
  2. Historia de Georgina
  3. ME HUBIESE GUSTADO DECIRTE ADIÓS - Victoria Branca
  4. Para Liliana: Envía Ana Delfina
  5. Historia de Alejandro García
  6. Recomienda Pilar Sangrador
  7. Comparte Isabel Hernández
  8. Reflexión
  9. Envía Elizabeth Navarro
  10. IPIR - POSTGRADO EN COUNSELING DE DUELO Y PÉRDIDAS
  11. Libro - LLÁMAME CUANDO LLEGUES AL CIELO

Les recordamos que pueden ver los boletines anteriores en www.estrella-maili.com

=============== ARTICULOS COMPLETOS ===============

1)Envía Claudia Villón

Agradecería que se pusieran en contacto para intentar ayudar a mi madre que está atravesando un duelo tras la pérdida de mi hermano. Hace tres años mi hermano menor se quitó la vida. Dejando desolada y con miles de preguntas a nuestra familia.
Radicamos en Barcelona, y no encontramos ningún tipo de ayuda, como personas que estén pasando el mismo dolor, etc- Dios permita que este email llegué a vuestras manos y se abra una puerta a la esperanza.
De todo corazón, un saludo cordial.
Claudia Villón
govinda119@hotmail.com

2)Historia de Georgina

Dentro de tres días se cumple un año del fallecimiento de mi hijo David y todavía siento un nudo en la garganta cada que recuerdo su cara sus gestos y un coraje tremendo hacia los que lo mataron y lo peor es que estoy peleada con Dios no quiero ir a la iglesia ni rezar estoy enojada con el. Sé que no está bien pero no puedo quitarme ese sentimiento todavía será muy pronto? es normal que todos los días casi a todas horas piense en mi hijo?
gynagc@hotmail.com

3)ME HUBIESE GUSTADO DECIRTE ADIÓS - Victoria Branca

Extractado de su libro, Me hubiera gustado decirte adiós
Una de las penas más grandes que cubren con su sombra la muerte súbita de un ser querido, es no haberle podido decirle adiós.
Esta privación a la que nos sometió la vida nos desespera y mantiene abierta la herida por largo tiempo. Sentimos que el corazón nos quedó estaqueado y amordazado en tierra de nadie. Hay tantas cosas que hubiésemos querido decir y no pudimos...
Todo aquello que la muerte silenció queda arrumbado en algún rincón de nuestra alma, y en algún momento tendremos que ir en su búsqueda y darle voz nuevamente aunque el destinatario ya no esté.
Decir todo lo que balbucea entre sollozos nuestro corazón hará que la angustia vaya cediendo y nos permitirá ir limpiando la herida, quitándole todo aquello que pueda infectarla para que sane poco a poco.
Una manera de despedirnos es a través de una carta.
En un lugar tranquilo, a solas, dejando que el corazón se exprese, podemos escribir las palabras que silenció el dolor.
Aunque empecemos a hacerlo y las lágrimas no nos permitan ver la hoja con claridad, aunque la tristeza nos invada y pareciera dejarnos sin aire en los pulmones, es liberador sacar hacia afuera todo lo que hubiésemos querido decir y no pudimos.
Aún si lo que sale no es lo que esperábamos, abrir el arcón de las emociones es una manera de transitar el duelo de manera sana.
Victoria Branca /conlospiesdesnudos.blogspot.com

4)Para Liliana: Envía Ana Delfina

Hola Gisela!!
Mi nombre es Ana quería contarte que yo recibo tus boletines siempre y en esta oportunidad me dieron ganas de contarle mi experiencia a una chica que les escribió Liliana.
Te lo cuento para que sepas lo bien que hace esto el contactarse. Muchas gracias!!
Me hizo muy bien contarle mi experiencia a alguien que paso por lo mismo y espero que a ella también le sirva lo que le conté.
Te paso lo que le escribí y si quieres publicarlo por si le ayuda a alguien… aquí va:

Hola Liliana!!
Mi nombre es Ana espero te llegue mi mensaje pues soy nueva con la tecnología y no sé bien como reenviar mail.
Leí tu carta en el boletín de Estrella Mailí.
Me identifique mucho con tu historia y me dieron ganas de contarte mi experiencia
Mi hija se llama Delfina y el 7 de junio va a hacer siete años que partió. Tenía seis años de edad cuando sucedió lo inexplicable.
Una enfermedad, un virus que en menos de una semana me la arrebato de entre mis brazos.
Mi única hija en ese momento, separada del papá de ella, éramos nosotras dos solitas muy unidas.
Cuando partió el mundo se me vino abajo no lo podía entender PORQUÉ???? Era la pregunta que me rondaba en la cabeza, no quería vivir, no quería comer, no quería ni siquiera bañarme, el dolor era terrible, devastador solo quería morirme e irme con ella.
Lloraba donde sea la angustia me atrapaba en cualquier momento del día, quería trabajar los siete días de la semana para no parar ni un segundo a pensar en el dolor que sentía con su ausencia. Hasta que caí, mi dolor exploto en un terrible dolor de oídos (jamás en lo que recuerdo de mi vida me dolió nunca el oído) y con la ayuda de mi pareja, que hacía poco había formado, (justo antes de que Delfi partiera) empecé a buscar el camino.
Fue muy duro, pero lo caminé, tropecé y volví a levantarme.
No voy a decirte como fue el camino solo que lo recorrí y lo logre hay esperanza hay una luz y porque seguir viviendo.
Empecé a ir a un grupo de autoayuda \"Renacer”, allí me mostraron que hay una esperanza y puse lo mío también, leía mucho, hacía yoga, busqué en internet, me conectaba y hablaba con gente que hubiese pasado por lo mismo y así empecé.
Cuando Delfi se fue yo dije que nunca más iba a volver a tener hijos, que no quería tener más hijos. Era terrible solo pensar que me podía quedar embarazada.
Hoy tengo un hermoso niño de cuatro años que es la luz de mi vida, la razón de mi existir, y a veces pienso en tener otro ja ja!!!
La risa volvió a mí, pinto sobre madera, dejé de trabajar y me dedico a disfrutar cada instante que la vida me regala.
No me olvidé de mi hija ella vive en mi corazón.
Y siempre, siempre la voy a recordar hasta el día que yo tenga que partir. La extraño muchísimo, sí.
Bueno, me voy despidiendo. Sólo quería contarte mi experiencia después de perder a mi hija, sé muy bien lo que estás viviendo y espero te sirva en algo lo que te conté.
Te mando un abrazo
delfina_ana_99@hotmail.com

5)Historia de Alejandro García

Soy de Palmira Colombia. Mi hija tomo la decisión d irse el 7 de enero de este año en forma parecida. Se tiró al vacío de un edificio mientras estábamos terminando un viaje de recreo en Medellin. Nos dejó una carta, tenía 16 años y cuando leo sus anotaciones mi esposa y yo nos sentimos identificados, cambiaríamos hasta nuestras vidas por un minuto de su dulce sonrisa. El tiempo se paró y entendemos que es muy difícil que algo nos pueda volver a tocar tanto. La vida tiene otro contexto y soñamos igual en que algún día la volveremos a ver y que definitivamente la gente no sabe cuánta felicidad tiene a su lado, la disfrutamos mucho salíamos bastante y además era tan buena en todo, tenía tantas características... sin palabras, es difícil cada uno lleva su duelo y sólo el que ha pasado por esto entiende eso que usted dice… que “sólo creemos que las cosas le pasan a los demás.”
alejo.gar@hotmail.com

6)Recomienda Pilar Sangrador

Buenas noches,
Quería recomendar encarecidamente este cuento que aborda el duelo por cáncer con gran sensibilidad y seriedad:
www.facebook.com/CuentoPapaNoEsta
papanoesta.blogspot.com.es/
Saludos,
pilarsangrador@yahoo.es

7)Comparte Isabel Hernández

Hola,
Tratando de encontrar un poco de apoyo, me encontré con este libro, hace un año que perdí a mi hermanito y siento aún un gran dolor, una inmensa rabia como jamás imagine llegar a sentir, me confunde la divinidad, pero siento que hay días en los que no puedo más, recuerdo que cuando ocurrió está pérdida no pude llorar más bien todo me ahogaba, mis emociones se quedaron en shock y siento que así siguen tal vez por el choque con la rabia no he podido estallar y esto me está matando. Lo único que me da fuerza para seguir en el trabajo es que tengo más hermanos pequeños que necesitan de mi trabajo para seguir adelante. Convencida estoy que si no tuviera al resto de mis hermanos, no tendría motivo de seguir en esta vida. Sólo necesito saber que es recomendable ante esta situación de asfixia, he platicado con psicólogos pero no me convence su ideología, solo sé que debo aceptar esta situación para continuar pero hasta ahora no sé.
Ojala puedan regalarme sus comentarios.
Saludos,
isabel.her.o@hotmail.com

8)Reflexión

‎\"El mundo espiritual y el mundo físico interactúan constantemente; el plano espiritual no es vaporoso e inconsistente, es real y natural. Es vasto campo de sustancia sutil, donde reinan la actividad y el progreso, y donde la vida es sólo la continuación de la vida en el mundo físico. En el plano físico, el alma adquiere el conocimiento por la experiencia y el contacto con las cosas objetivas, y la inteligencia se desarrolla expresándose a través de los órganos físicos; en el plano espiritual, el individuo continúa su progresión, el espíritu se desarrolla de acuerdo con la razón, a través del servicio espontáneo hacia el otro, a la búsqueda de ideales elevados y a una visión de la finalidad de la vida que va alargándose continuamente\".
(Párrafo sacado del libro \"Treinta años entre los muertos\")

9)Envía Elizabeth Navarro

Yo también perdí a mi hija de 22 años, hace tres años y he vivido mi dolor a fondo sin medicamentos sin nada sólo con la ayuda de Dios, me ha costado mucho salir adelante, pero poco a poco he ido aprendiendo a vivir con su ausencia, por eso me ayudo buscando por internet a otros padres que están pasando lo mismo que yo, así encontré esta página, y con esta hermosa niña que ahora es un ángel igual que la mía. Me gustaría mucho leer su libro, creo que me ayudaría mucho, con este dolor que a veces se hace insoportable .Muchas gracias de ante mano que Dios nos siga dando fuerzas (soy de Santiago de Chile)
elizabeeth_123@hotmail.com

10)IPIR - POSTGRADO EN COUNSELING DE DUELO Y PÉRDIDAS

IPIR - Instituto de Psicoterapia Integrativa-Relacional en pérdidas, duelo y trauma
Acreditado por el Instituto de Formación Continua de la Universidad de Barcelona IL3 – UB
Para más información: www.ipir-duelo.com /> info@ipir-duelo.com

11)Libro - LLÁMAME CUANDO LLEGUES AL CIELO

El vínculo con les seres queridos difuntos persiste. En esta asombrosa y conmovedora historia real, las especialistas en espiritualidad Jacky Newcomb y Madeline Richardson, ambas hermanas, comparten los mensajes recibidos de su padre, Ron, durante los tres años transcurridos desde que este falleció. En ellos, él les asegura que se encuentra bien, y les ofrece sus consejos y su apoyo.
Llámame cuando llegues al cielo nos muestra que el término de la vida no supone el final, y que también es posible hallar la felicidad en una existencia tras la muerte. Sin duda, este emotivo tributo de las dos hermanas a su difunto padre aportará consuelo y esperanza a aquellos que han perdido a personas queridas.
El conmovedor testimonio de dos hermanas sobre la existencia feliz de su difunto padre tras su fallecimiento.
Autoras: Richardson, Madeline y Newcomb, Jacky
Editorial: Luciérnaga
Año: 2012
Alfinlibros.com

Si quiere enviar material para el boletín, escriba a:
gisela@estrella-maili.com

Gracias por sus aportes y… ¡hasta la próxima, amigos!

-----------------------------------------------
Para dejar de recibir este boletín, envía un email a boletin-unsubscribe@estrella-maili.com

Puedes suscribite o retirarte de la lista aqui:
Email
Subscribir Retirar

 

English Version

Copyright 2001, Gisela Lujan/Astar Publishing.
Todos los derechos reservados

Website Diseñado por
Lisa Craig
www.lisacraig.com

Y manejado por Alejandro Lujan