Boletín informativo Estrella Maili

Boletin del 2011-06-14

Bienvenidos a una nueva edición del boletín de la Fundación Estrella Mailí.

En este boletín gratuito, encontrará artículos, historias, poemas, bibliografía, enlaces a otras páginas web que ofrecen recursos para personas, especialmente padres, que viven un proceso de duelo. Es un espacio para expresar sentimientos y compartir experiencias...

En esta edición del boletín de la Fundación Estrella Mailí les ofrecemos...
  1. CÓMO ENCARAR EL DUELO
  2. Envía Sonia
  3. Un pésame para consolar - Fragmento
  4. Historia de Isabel
  5. Los 3 secretos de la resilencia - Extracto del libro - Pase lo que pase no es el fin del mundo, Joan Borysenko
  6. EL DOLOR NO DEFORMA… TRANSFORMA - Envía Maria Luisa Aceves G.
  7. Libros: LA BÚSQUEDA DE VIOLETA, Floria Pons, Testimonio por la pérdida de un hijo.

Les recordamos que pueden ver los boletines anteriores en www.estrella-maili.com

=============== ARTICULOS COMPLETOS ===============

1)CÓMO ENCARAR EL DUELO

Hace unos días leí en una entrevista, que la periodista Cristina Jolonch realizó al psiquiatra Rojas Marcos, la siguiente frase: NO SE APRENDE DEL SUFRIMIENTO, SINO DE LA LUCHA POR SUPERARLO. Me llegó al alma porque a mí me parece que resume la forma sanadora de encarar el duelo.
El sufrimiento por la muerte de un hijo es inevitable, duele mucho la pérdida de un ser al que le hemos dado la vida y adoramos. Es más fácil morir que aceptar seguir viviendo después de un golpe así. Es cierto, pero si decidimos luchar, las posibilidades de aprendizaje, de aumentar nuestra fortaleza interior son enormes.
A los padres que se nos ha muerto un hijo la vida nos pone en una situación límite: o luchamos contra viento y marea o nos hundimos. No hay más. Si decidimos no tirar la toalla, naufragamos durante mucho tiempo pero, entre medio, vamos creando recursos que no solo nos permiten salir a flote, también nos serán útiles para afrontar nuevas tempestades. Nuestro esfuerzo ilumina a nuestros hijos vivos y muertos y, por qué no decirlo, a toda la humanidad. Porque todo ser humano que supera una prueba personal enorme, sea la que sea, abre un camino de esperanza para los demás.
En cambio, si no luchamos, el riesgo de dar vueltas alrededor del dolor sin avanzar un paso es grande y, con el tiempo, el desgaste va a ser tan extraordinario, la debilidad emocional tan grande, que cualquier revés, por pequeño que sea, probablemente se convierta en una montaña insuperable que, inevitablemente, nos remita a la angustia y desespero del inicio. ¿Pero contra qué o quién hay qué luchar? A mi entender la del duelo es una batalla que nos enfrenta a nosotros mismos y esa es la más difícil de las batallas. Si nos empeñamos en dirigir la rabia contra alguien o contra la vida misma estamos errando. Nosotros, como seres humanos, solo tenemos la libertad de transformarnos a nosotros mismos. Las circunstancias son las que son, pero todos tenemos la capacidad de inventar infinitas maneras de encararlas. Esa creatividad es un don que, incluso, ha permitido a algunos salir con vida de un campo de concentración.
Para mí la travesía del duelo consiste en soltar miedos y adquirir confianza. Morir vamos a morir todos, la diferencia, lo que da sentido a la vida, está en morir con el corazón desolado y seco o repleto de gratitud y amor.


2)Envía Sonia


Llegué a casa, íbamos a comer me hablaron por tel mi hijo me pasó la llamada yo escuche un ruido muy fuerte y unos sonidos horribles ahora sé que mi hijo se ahogaba con su sangre. Se cayó por el domo de un piso llegué con él y estaba en un charco de sangre. Se movía como queriendo incorporarse; yo me volví loca no sabía qué hacer vivo sola con mis dos hijos llego la ambulancia y se perdió tiempo pues llovía; el trafico… Llegamos al hospital después de un rato lo operaron el murió 4 días después. Tenía 28 años, soltero, alegre con muchas ambiciones y un gran amor por los animales. El criaba serpientes. Su golpe fue en la base del cráneo tubo muerte cerebral mi hijo murió y yo no encuentro calma.
sonika-09@hotmail.com

3)Un pésame para consolar - Fragmento

Fragmento tomado de Un pésame para consolar, José Rojo de la Vega y Patricia Negrete. Editorial Diana
El duelo está definido como una reacción de adaptación natural, normal y esperable ante la pérdida de un ser querido. No es una enfermedad, aunque muchas veces es un suceso vital estresante que en algún momento todos debemos vivir
• Dentro de un túnel: Como ser empujado dentro de un túnel al cual se le cierra la boca de entrada con una reja que te impide regresar. Puedes elegir aferrarte a la reja y sólo mirar tu pasado o buscar la salida, aunque en ese momento no percibas una luz que te dirija para escapar. Deberás transitar por este túnel desconocido donde te asaltarán dudas, pesares y deseos de regresar. Pero si perseveras en ir hacia adelante, cuando menos lo esperes, aparecerá un puntito de luz que se irá agrandando hasta deslumbrarte con la luminosidad de la salida.
• Perdido en un laberinto: Como arrojado a un complicado laberinto por el cual deberás caminar sin poder realmente reconocer hacia dónde te diriges. Avanzarás o retrocederás, te golpearás continuamente en cada pasadizo, muchas veces serás presa de la desesperación o te darás por vencido. Aun así, te darás cuenta de que no puedes detenerte; que tienes que ser paciente y resolver el esquema, porque de lo contrario nunca conseguirás salir.
• Deslizarse en una espiral: Como recorrer una espiral de cambios mentales y sentimentales en la cual subes y bajas, retrocedes y avanzas conforme recorres el proceso de duelo. Inclusive algunas veces sientes que has superado etapas y, de repente, sin razón aparente, te encuentras otra vez sufriendo como en el mismísimo primer día.
• Como montar en bicicleta: Sólo caes o dejas de avanzar si dejas de pedalear. Tu actitud y disposición cotidianas te permitirán avanzar en tu proceso de duelo, de manera que no retrocedas o caigas en el desconsuelo.
Conceptos incorrectos y nocivos acerca del proceso de duelo
• Es imposible recuperarse de la muerte de un ser querido.
• Los sufrimientos por una muerte esperada son más fáciles de controlar que los producidos por una muerte repentina.
• La recuperación es más fácil cuanto mejor y más larga haya sido la relación mantenida con el ser querido fallecido.
• Con intentar olvidar al ser amado se consigue no sufrir.
• Es un asunto privado e íntimo que sólo concierne al doliente.
• Nadie puede ayudar durante este periodo.
• Con mantenerse muy ocupado se evita el dolor.
• Es forzosamente culpa de alguien.
• Es una enfermedad o disfunción psiquiátrica.
• Es sólo para mujeres.
• Se manifiesta exclusivamente en personas de la tercera edad.
• El sufrimiento debería de subsistir sólo un par de meses.
• El tiempo es el único que logra el restablecimiento.
• Se alivia el sufrimiento participando con individuos o grupos que ofrecen, sin ningún fundamento comunicación con el ser querido en el más allá.
Conceptos correctos y saludables acerca del proceso de duelo
• La muerte y la pérdida son parte de esta vida mortal. No es la voluntad de Dios que tú sufras ni que tus seres queridos sufran o mueran.
• Si evitas hablar de tu pérdida o del dolor que esto te produce, estarás altamente expuesto a enfermarte, condición que comúnmente sigue a la pérdida de un ser querido.
• Dejar de sufrir tarda un tiempo variable, pero también para lograrlo se requiere de un trabajo intenso.
• Entre mejor haya sido tu relación con el ser querido fallecido, será más fácil el trabajo del proceso de duelo.
• Aquellos amigos o familiares que han sufrido pérdidas semejantes a la tuya son las mejores capacitadas para ayudarte durante este periodo.
• Después de una pérdida trascendental de cualquier tipo, tú puedes recuperar una vida llena de plenitud.

4)Historia de Isabel

Estimada Gisela, me llamo Isabel y soy de España. La he conocido al nombrarla Marcelo Rittner en su libro \"Aprendiendo a decir adios\". He buscado en Internet y he encontrado su blog. Antes que nada quiero decirle que su hija Mariana es una chica bellísima.
Mi marido falleció en enero a causa de un cáncer, sólo estuvo enfermo seis meses y tanto la enfermedad como su rápido fallecimiento me han dejado descolocada, desorientada. Él lo era todo para mí, era un esposo y padre ejemplar, una persona buenísima y no sé estar sin él. Estoy asistiendo a un curso de duelo y leo todo lo que puedo y creo que me puede ayudar. He visto en su blog que se puede concertar una sesión en el chat, si le es posible a usted, le quedaría muy agradecida. No quiero hundirme en el oscuro pozo de la depresión, pero, por otro lado, no sé cómo sobrellevar
la ausencia de mi marido, le suplico su orientación.
Le agradezco su amabilidad al leerme.
Un cordial saludo.
Isabel
isabelfcarapeto@hotmail.com

6)Los 3 secretos de la resilencia - Extracto del libro - Pase lo que pase no es el fin del mundo, Joan Borysenko

Firme aceptación de la realidad
Las personas fuertes afrontan las situaciones difíciles sin negarlas y hacen lo que sea para sobrevivir a ellas. Los mecanismos defensivos como la racionalización, la negación y hacerse ilusiones, son estrategias muy comunes cuando las cosas se ponen difíciles pero, una vez pasado el impacto inicial, sólo superarás las dificultades si te haces una idea clara y realista de lo que está ocurriendo.
Una profunda creencia en que la vida tiene sentido
Los valores más importantes que dan sentido a nuestra vida suelen ser de naturaleza espiritual. Sentir una verdadera conexión con una inteligencia superior, tanto si nos relacionamos con ella como un dios bondadoso y comprensivo o como la energía universal de la compasión, nos alienta a sacar lo mejor de nosotros.
La fe (creer en algo más allá de nosotros y de lo que vemos) nos ayuda a mantener la calma y la esperanza y a sentir emociones positivas como la maravilla, la alegría y la gratitud que eliminan el stress y cultivan la fuerza interior.
Una asombrosa capacidad para improvisar
Las personas resilientes son maestras en la innovación. Su imaginación es fértil y captan detalles que a otros les pasan desapercibidos. Al igual que un niño que transforma una cacerola en un tambor o sombrero, usan su imaginación para improvisar soluciones en medio del infortunio con lo que tienen a mano.

\"El pesimista se queja del viento, el optimista espera que cambie, el realista ajusta las velas\" William A. Ward





7)EL DOLOR NO DEFORMA… TRANSFORMA - Envía Maria Luisa Aceves G.

Gisela, hace algunos meses me regalaron este pensamiento, ojalá te guste y lo puedas incluir en tu próximo boletín, si tu lo consideras oportuno. A algunas mamás que conozco y se los he enviado, les ha gustado y me comentan que les ha ayudado; ojalá a través tuyo, llegue a mas mamás que como nosotras, necesitamos apaciguar nuestro corazón que ahora se encuentra lleno de tanto dolor.

Te mando un fuerte abrazo y gracias por ser un apoyo para todas nosotras. María Luisa, mamá de Diana.
acevesmarialuisa@hotmail.com

EL DOLOR NO DEFORMA… TRANSFORMA

Valió la pena, sufrir dolores de parto, cuando al final se sostiene entre las manos una nueva vida que el existir de la madre ha transformado…
Y el dolor que se experimenta en las pequeñas caídas, cuando se dan los primeros pasos, se convierte en triunfo, al lograr afianzar el caminar, luego poder correr, y quizás hasta en sueños volar…
Un fracaso, asumido con madurez, puede en un principio doler; pero al superarlo, el alma se logra fortalecer; y más valiente se hace el ser humano, ante cualquier reto que se le presente o ante los diferentes momentos que en su vida pueda tener…
Los padres que tienen un hijo especial, desde un primer momento, es tan grande el dolor que pueden llegar a pensar, que se sienten frustrados y no lo podrán superar; pero con el tiempo y asumido desde la fe, ese ser que en un principio causó dolor, se llegará a convertir en el más grande amor, y les enseñará a descubrir lo que realmente en la vida tiene valor…
El perder un ser querido, deja el corazón destruido… hasta que se logra ver la muerte desde otra perspectiva, y se transforma en esperanza el dolor; esa tristeza que deja el vacío, nos enseña a valorar a quienes a nuestro lado han quedado, y que también son seres amados…
Si llegas a sentir hambre, aprender a valorar el pan que comes cada día… Si superas una enfermedad, vives más intensamente la vida; si pierdes un amor, por un error; te esfuerzas por dar de ahora en adelante, de ti lo mejor…
Así el dolor, te hace fuerte, transforma el corazón… Es necesario asumirlo, porque aunque sea demasiado fuerte ese dolor, no te detiene, te enseña a ver al mundo con otros ojos, y te ayuda a vivir mucho mejor…
Si careces de algo, valoras más lo que tienes… Si sufres por alguien, llegas a amarlo más… Si escoges el camino difícil, te haces más fuerte. Si experimentas de cerca la muerte, aprendes a amar más la vida… Si caes, adquieres destreza en levantarte…
El dolor no deforma, sino que transforma…
Hay quienes se quejan del dolor y el sufrimiento; y otros que se van al extremo, les gusta ser masoquistas y quedarse en ello… El dolor no es un castigo, tampoco un estilo de vida; no se trata de renunciar a vivir, ni de estancarse en él, para decir que se ha de sufrir… El dolor es un verbo más que se conjuga en el ser humano, pero que debe ser asumido en paz, enfrentarlo como un reto o como ese peldaño, que al superarlo, te hace fuerte, te enseña a valorar lo que tienes…
El dolor no deforma, transforma
Es una gran verdad… y eso lo sustentan, quienes al sufrir, sienten que han crecido y se han fortalecido aún más… aquello que alguna vez te hace sufrir, al superarlo, te hará feliz de verdad te enseñará a ver la vida con nuevos ojos, y podrás experimentar en tu corazón una gran paz, que se hará presente en cualquier momento que vivas, ya sea al reír o al llorar…
Todo esto define, esa gran verdad;
EL DOLOR NO DEFORMA… TRANSFORMA

8)Libros: LA BÚSQUEDA DE VIOLETA, Floria Pons, Testimonio por la pérdida de un hijo.

La vida estructurada de Violeta, con unos pilares sólidos, tales como una educación sumisa, una profesión cómoda y una armonía familiar, se desploma tras la muerte de su hijo pequeño. Una muerte que la protagonista calificaba de absurda en un principio, pero más tarde este acontecimiento será el trampolín para descubrir una nueva realidad.
Intenta hallar la paz visitando una cala, donde lanzó al mar las cenizas de su pequeño, y ante ese lugar repite, una y otra vez, la maldita pregunta: ¿por qué a mí?, con inmenso dolor. Inesperadamente un día recibe de un maestro respuestas con sabiduría y ternura sobre la vida, la muerte, el amor y el perdón.
Las conversaciones que mantienen en esa cala convierten ese escenario en algo mágico y magistral en el que Violeta aprende una lección que difícilmente podrá olvidar.
Alfinlibros.com

Gracias por sus aportes y ¡hasta la próxima!

-----------------------------------------------
Para dejar de recibir este boletín, envía un email a boletin-unsubscribe@estrella-maili.com

Puedes suscribite o retirarte de la lista aqui:
Email
Subscribir Retirar

 

English Version

Copyright 2001, Gisela Lujan/Astar Publishing.
Todos los derechos reservados

Website Diseñado por
Lisa Craig
www.lisacraig.com

Y manejado por Alejandro Lujan