Boletín informativo Estrella Maili

Boletin del 2009-05-05

Bienvenidos a una nueva edición del boletín de la Fundación Estrella Mailí.

En este boletín gratuito, encontrará artículos, historias, poemas, bibliografía, enlaces a otras páginas web que ofrecen recursos para personas, especialmente padres, que viven un proceso de duelo. Es un espacio para expresar sentimientos y compartir experiencias...

En esta edición del boletín de la Fundación Estrella Mailí les ofrecemos...
  1. ¿Volveré a ser la misma? - Gisela Lujan
  2. Historia de Melina
  3. Envía la mamá de David – Recuerdo de su aniversario
  4. Reflexión
  5. Historia de Juan Carlos - Envía Claudia Rojas Zuleta
  6. Cursos de Servei de Dol / CEAP
  7. Recordando a Gabriel Vicente – Video – Envía María Eugenia Rincón
  8. Educación para el duelo – nueva sección en la página de www.estrella-maili.com
  9. href=#article_8>Historia de Alicia Fernández
  10. Benjamín – Envía Patricia Herrera
  11. Libros

Les recordamos que pueden ver los boletines anteriores en www.estrella-maili.com

=============== ARTICULOS COMPLETOS ===============

1)¿Volveré a ser la misma? - Gisela Lujan

Cada día al levantarnos, organizamos un plan mental de las actividades que vamos a realizar. Nuestro día se llena con una rutina de trabajo, actividades familiares y sociales. Atendemos las múltiples responsabilidades que hemos asumido, hacemos frente a los muchos contratiempos que son parte de nuestro diario vivir, sin pensar que algo terrible pueda interrumpir nuestra rutina diaria.

De repente, algo inimaginable sucede y la vida, con sus inesperadas vueltas y recovecos nos recuerda que no hay garantías. Un ser querido muere y ese evento en un segundo destruye nuestra tranquilidad y transforma nuestra cotidianidad en un caos. Los proyectos, sueños y sentimientos de bienestar son desplazados por el dolor, el único sentimiento que nos acompañará por mucho tiempo. Nuestra vida se ha roto en mil pedazos que han quedado esparcidos por todas partes. Perdemos el control de nuestras emociones y envueltos en el manto pesado del dolor y la tristeza, nos preguntamos si alguna vez volveremos a ser los mismos.

Cuando enfrentamos la muerte de un ser querido, en el momento más oscuro de la noche de nuestra vida, comenzamos un proceso de duelo necesario para buscar cómo salir adelante. Este viaje a las profundidades del duelo es personal y solitario, sin embargo necesitamos el apoyo de familiares, amigos y diversos profesionales para que el trabajo de duelo sea eficaz. No hay un camino trazado, somos nosotros quienes vamos haciendo nuestro camino. No tenemos un mapa que nos guíe por senderos oscuros y difíciles donde nos sentimos totalmente perdidos. No sabemos hacia donde nos dirigimos, el futuro se torna incierto, el pasado ya no existe, aunque desearíamos volver a él, pensando que allí estábamos mejor y el presente nos angustia porque no sabemos cómo enfrentarlo.

Sin embargo, algo dentro de nosotros nos dice que aun sin tener una guía, es posible recorrer el camino que hemos comenzado y volver a casa. No sabemos cuánto tiempo nos tomará este viaje ni podemos predecir las dificultades que enfrentaremos. Tampoco sabemos qué vamos a encontrar cuando lleguemos al fin del camino del duelo. Quizás las cosas sean igual que antes. Pero indiscutiblemente nosotros somos diferentes, por la experiencia que hemos vivido.

Si bien es cierto que no toda experiencia traumática es transformadora, la muerte de un ser querido a menudo produce cambios profundos en nuestro sistema de valores, creencias y percepción que tenemos de la vida y de las personas que nos rodean. Nuestras prioridades se reorganizan y seguramente nos convertimos en personas más sabias porque comprendemos que no podemos vivir la vida a plenitud, si no aceptamos la muerte.

¿Qué necesitamos aprender en este proceso de duelo? Una parte importante del proceso de duelo es la aceptación y asimilación de la muerte de nuestro ser querido. Este proceso será diferente para cada persona, dependiendo de las circunstancias de la muerte. Cuando la muerte es “anticipada” es posible que la persona comience su duelo mucho antes de la muerte del ser querido y que al momento del fallecimiento, ya haya una aceptación del desenlace final.
Cuando las circunstancias son totalmente diferentes, como es el caso de muertes traumáticas, el proceso de aceptación de la muerte del ser querido puede tomar mucho más tiempo, demorando el comienzo del proceso de duelo y por subsiguiente, la asimilación de la pérdida.

El camino del duelo también implica la resolución del duelo y la formación de una nueva identidad. Este proceso comienza cuando creamos una nueva imagen del mundo del cual nuestro ser querido ya no forma parte. Con el tiempo dejamos de incorporar a esa persona en nuestros planes y nuestros pensamientos no giran tanto alrededor de las cosas que hubiéramos podido hacer por él / ella. A medida que nos adaptamos a la muerte del ser querido abandonamos expectativas, valores y nuestra realidad comienza a incorporar poco a poco nuevos roles, conductas y relaciones. La formación de una nueva identidad también implica reconocer qué cosas han quedado inalteradas, a pesar de la experiencia traumática que hemos vivido. Nuestra nueva identidad nos permite, por lo tanto, adaptarnos y reconectarnos al mundo y desarrollar una relación diferente con la persona que ha fallecido, ubicándolo en un nuevo espacio en nuestra vida y en la de la familia.

¿Volveré a ser la misma? Sí y no. Es posible que continuemos siendo la misma persona, pero que no seamos lo mismo que éramos antes de la experiencia traumática que hemos vivido. Podemos rescatar algunas cosas de nuestro viejo ser y construir una nueva persona, abriendo espacio en nuestros corazones para que coexistan viejos y nuevos afectos.

Podemos aprender a vivir en un mundo diferente donde los recuerdos de nuestros seres queridos sean el combustible que alimente nuestro crecimiento personal y mantiene viva nuestra esperanza.

2)Historia de Melina

Mi nombre es Melina, vivo en la localidad de Suárez, departamento de Canelones a 45minutos de Montevideo.
Trabajo en una ONG que ayuda a mujeres que son víctimas de violencia doméstica. yo trabajo en el área de micro emprendimientos de hecho tengo un emprendimiento personal en el que fabrico sábanas, bolsos, carteras, almohadones y de todo un poco. En esta misma organización me capacitaron, pero antes de capacitarme en el manejo de las máquinas, era la mamá de DAVID.
DAVID llegó a mi vida el 23 de marzo de 2004 a los 6 meses y medio de gestación, todavía lo recuerdo. Era un día soleado, hermoso, pero más hermoso era mi hijo, muy pequeñito (pesó 1990grs), delicado, parecía un angelito.
Cuando lo vi en el cti no lo podía creer. Lo primero que me vino a la mente era que quería estar en su lugar, evitarle el sufrimiento, pero David era un guerrero. Cuando le hablé reconoció mi voz y con su pequeña manita apretó mi dedo. Desde ese momento no nos separamos nunca, a los 22 días de nacido se le diagnosticó una Cardiopatía Congénita Simple (CIV) , a los 18 meses se le practicó un cirugía de corrección, que fue todo en éxito. pero David estaba muy débil y se pescaba cuanta enfermedad andaba en le vuelta, hicimos juntos psicomotricidad y la cosa empezó a andar mejor. Se me hacía difícil para darle todo lo que necesitaba,. Estábamos solos, pero luchaba con el amor que mi hijo me entregaba a diario.
David se destacaba por ser un niño feliz, muy cariñoso , mimoso , reía mucho, muy sensible , cantaba y decía cosas interesantes.
El 2 de febrero fuimos a pasear a la Rambla. Caminamos frente al mar, en un momento DAVID se detiene mira el mar y me dice: \\\\

3)Envía la mamá de David – Recuerdo de su aniversario

Queridos amigos: Hoy me siento conmovida a desgranar mi corazón frente a ustedes, ya han transcurrido 3 años , 3 meses y 29 días de la partida inesperada e impuesta de mi amado hijo David y no puedo decirles que ha dejado de doler porque mentiría, pero si puedo asegurarles que duele más mansamente ,más reflexivamente, duele \\\"sí\\\",pero ese dolor se ha hecho parte de mí, como la cicatriz que se cierra pero guarda una herida y esta ahí recordándome lo que paso, reviviendo el dolor, pero más sana, más nutrida, más llevable. Quiero decirles a aquellos padres que sienten que tanto dolor no puede ser resistido o soportado; que no es humanamente tolerable y que no puede haber justicia en someternos a los mortales a soportar tal dolor; que va a llegar el día en que las borrasca dé paso a la paz a la templanza a la bonanza y ahí, en ese preciso instante volveremos a honrar la vida en memoria de los que amamos y que sinceramente, creo desean que seamos felices y completemos la medida de nuestra creación para que al reencontrarnos nuevamente hallemos aprobación en sus rostros . Este humilde testimonio personal es él que me sostiene y fortalece en las horas de debilidad, con el mayor de mis respetos por sus dolores \\\"la mamá de David\\\"
fabianamanzur@hotmail.com

4)Reflexión

Enseñarás a volar, pero no volarán tu vuelo. Enseñarás a vivir, pero no vivirán tu vida.
Sin embargo...en cada vuelo, en cada vida, en cada sueño, perdurará siempre la huella del camino enseñado.

5) Historia de Juan Carlos - Envía Claudia Rojas Zuleta

Hola Gisela:
Mi nombre es Claudia soy Chilena he pasado el último mes recorriendo internet para ver si puedo en algo comprender la muerte de mi hijo, él se llama Juan Carlos hace un mes 10 días que decidió dejar este mundo y la misma cantidad desde que a mí me dejaron en el infierno. El día en que él se fue prefiero decirlo así estuvo conmigo. Traían un problema con la hermana mayor. Mi hijo en la corta vida que el tenia había sufrido muchas cosas, muchas penas arrastraba yo siempre estuve a su lado nunca lo dejé sólo; traté de apoyarlo. No fui la madre perfecta pero él nunca se dio cuenta cuánto lo amaba y lo amo más todavía. La discusión con su hermana era algo solucionable y las soluciones se las di pero su pena ya la había arrastrado mucho tiempo. Era un niño muy querido, por decir, toda mi ciudad lo conocía un niño travieso pero de un corazón muy bueno. No podía ver a nadie sufrir. Era capaz de regalar sus cosas con tal de que otro no pasara necesidades. Eso le costó varios retos de mi parte, pero él siempre andaba con una sonrisa por la vida; tenía buen carácter pero cuando se enojaba era muy mal genio. No quiso terminar de estudiar aunque le busqué todas las maneras para que lo hiciera. Empezó a trabajar, pero tampoco se lo exigía ya que yo trataba de darle lo que más podía a él y sus hermanos menores. Para mí fue algo positivo el que el conociera a una niña y se enamorara ya que a pesar de ser un niño muy bello tenía mala suerte en el amor. Yo acepté que viviera con la niña en casa. Ella tiene una bebé y mi hijo la adoraba. A pesar de no ser su papá, él se sentía orgulloso de su hija como él la llamaba pero sucedieron muchas cosas en esa relación y en su vida. Cuando él llegó con su hermana traté, Dios sabe que traté de ayudarlo pero no se qué pasó. Todavía busco la respuesta. El estuvo conmigo hasta las 2 de la tarde. No hubo una despedida, quizás su despedida fue cuando me dijo \\\"estoy aburrido mama quiero ir a ver a mis amigos\\\" yo le dije que fuéramos pero en el instante en que se fue a subir al auto cambio de idea me dijo\\\"no, me voy para la casa, chao, mamá\\\" y yo le respondí lo mismo y que no se olvidara de que yo le iba a traer lo que me había pedido en la tarde\\\" la última persona que lo vio sentado en la escalera de la casa de mi hija me comentó que estaba muy triste, que su carita ya no era la misma que todos conocían. Yo bajé con mis dos hijos menores. El era muy apegado a la tercera. Su hermanita se llama Constanza. Se cuidaban mutuamente. Ella decidió ir a verlo y lo demás es ver llegar a carabineros a mi oficina pidiendo que los acompañe. Yo no entendía nada. Me fui con ellos. Recuerdo tan viva las palabras que dijeron \\\"a la Sra la dejamos en la comisaría o en su casa.” Ahí comprendí todo y me di cuenta que mi niño, mi Juancho como yo a veces le decía ya no estaba. Les supliqué que me dejaran verlo y no aceptaron. Me pidieron que lo recordara como había sido en vida. Yo no podía creer que el mi hijo por el que luché toda mi vida para que estuviera bien; el que me tenía que ir a dejar a mi ya no estuviera. Me enojé con Dios, tenía rabia y le pedía que me dijera por qué mi hijo. Lo siento hasta como un castigo. Me llevaron lo que más amaba. sentí volverme loca de dolor. Cuando lo sacaron en esa bandeja no podía creerlo; él no podía estar ahí. Lo más doloroso en ese momento fue ver como se lo llevaban; como me lo arrancaba la vida. Ya no están sus risas. Lo busco en todas partes, en cada niño que veo busco a mi Juan Carlos y me sigo preguntando por qué él. Llegué hasta olvidar que mi hija, su hermanita regalona tiene 13 años había ido a verlo hasta que el carabinero me dijo que ella lo había encontrado. Fue un golpe demasiado fuerte para mi niñita. Ella le decía su guagua y eran muy unidos. No sé de donde saque las fuerzas para tomar mi dolor y dejarlo de lado, hacer todos los trámites e ir a buscarlo. Sentí un hielo en mi alma, un vacio un no sentir nada. Era y es como que el dolor de los demás ya no me causan pena. Sé que suena duro ,solo sentía que mi hijo ya no estaba. Yo soy sola con ellos. Para mi hijo siempre fui su mamá y su papá. El nunca tuvo buena relación con su padre. Su padre llegó a la vida de mi hijo cuando el ya no lo necesitaba; cuando el había dejado este mundo sin una despedida sin carta, nada. No sé como fui capaz de enfrentar lo que vino después el ir a buscarlo tener que despedirme ver su carita tocar sus manitos. Me cuesta creer que él era mi hijo. Tenía mucha rabia contra el mundo, pero al verlo en ese momento fue como si él me dijera: “mamita, estoy tranquilo, estoy bien”. Su carita irradiaba tanta paz tenía una sonrisa y le prometiera que iba a ser fuerte como él me había conocido. Lo demás fue un ir y venir de personas en la casa de mi hija. No quería escuchar más un “lo siento”. Sé que lo hicieron de corazón pero ya no quería oír más. Sólo quería estar sola, que me dejaran tranquila con él en el cementerio .Me guardé mi dolor por mis hijos me despedí de él y siento que en esa despedida se murió parte de mi también. A la semana volví a trabajar, pero el dolor crece cada día más. Siento a veces que ya no puedo más, pero trato de segur por mis otros hijos pero el camino es cada vez más duro sin su presencia. Recorro las calles por donde él pasaba; lo busco en todas partes; tengo su fotografía acá en mi escritorio, pero siento que estoy viviendo en una película que no es mía. Yo a él le pido que cuando llegue mi momento, él sea el que me venga a buscar, mi niño de ojos hermosos. Me dicen que son pruebas que nos da Dios pero esta es demasiado dura. Era mi hijo. ¿Por qué él? Le pedí tanto a Dios que ya no fuera tan loquillo… Le encantaba salir, estar con sus amigos y siempre estaba preocupada que no le fuera a pasar algo y cuando el cambió y se responsabilizo yo me sentí contenta pero ¿para qué? Para que la vida me lo llevara ¡No lo encuentro justo! A sus hermanos le digo que tengo 4 ángeles, 3 en la tierra y uno en el cielo. Pero no sé cómo seguir ¿De dónde saco mas fuerzas si cada día que pasa lo extraño más? Mi corazón tiene un hueco tan gigante, un vacío que nunca más voy a poder llenar porque sólo lo llenaba él. Yo le preguntaba a Dios con rabia por qué si yo tenía 4 hijos ahora tenía 3, que no era justo. Era mi hijo al que se había llevado. Mi corazón me dice que él ya no sufre. Trato de grabármelo. Como consuelo, me hago mil preguntas que yo misma me respondo para tratar de entender lo que no tiene explicación. Ya no van a haber más abrazos, ni un “mama, te amo”… sólo quedo el vacío que él dejó.
Gracias por leer esta carta que es larga, pero sé que me entenderás
Claudia Rojas Z
Chile
claudia_rojas_35@hotmail.com

6)Cursos de Servei de Dol / CEAP

Les adjuntamos el calendario actualizado de los cursos que el SERVEI DE DOL /CEAP este año. Destacamos el Nivel básico de Lleida que hasta ahora no habíamos anunciado y será en Julio.
MODULO 1 - NIVEL BASICO
ALICANTE 18-20 MAYO 2009

MADRID 27-29 MAYO 2009
BILBAO 3-5 JUNIO 2009
LLEIDA 15-17 JULIO 2009

MODULO 2 - NIVEL AVANZADO
BARCELONA 27-29 ABRIL 2009
SEVILLA 8-10 JUNIO 2009
MADRID 1-3 JULIO 2009

MODULO 3 - PRÁCTICAS Y SUPERVISIÓN CLINICA
GIRONA 8 - 10 JULIO
2009


7) Recordando a Gabriel Vicente – Video – Envía María Eugenia Rincón

¡Hola!

Comparto estas bellas imágenes que nos dejo Gabriel Vicente el día de hoy, podrán verla haciendo un clic en el enlace de abajo.
También podrán ver la visita de la Virgen de Guadalupe que hicimos con mis suegros hace pocos días, en la parte superior izquierda donde dice \"Mis vídeos\" se encuentran todas mis publicaciones para quienes lo deseen ver. Los vídeos tardan un poco en bajar, solo tengan un poco de paciencia y ¡Disfruten de la película!
Saludos a todos.
Maru
gallery.me.com/mariaeugeniarincon/100081

8)Educación para el duelo – nueva sección en la página de www.estrella-maili.com

En esta página en construcción encontrará artículos sobre duelo, trabajos de investigación de especialistas en el área de educación para el duelo, sugerencias para las personas que quieren brindar apoyo a familiares y amigos que viven un proceso de duelo.

9)Historia de Alicia Fernández

Sólo pido que me ayuden a, no sé, sobrellevar este gran dolor. A mi hija me la mataron mientras dormía en su dormitorio de la planta alta. La asesinaron salvajemente. No encuentro el por qué. Tenía 17 años, era un sol, amiga, compañera. Amaba a su familia, sus compañeros de curso. No conocía de salir a ningún lado, 1er escolta de su cole. Iba a estudiar medicina forense, sólo conocía el camino de casa; al cole y a la casa de sus abuelos que serían 4 cuadras a la redonda. Era compañera inseparable de su hermana mas chica. Todo padre quiere a sus hijos, no sé qué hacer… sólo me queda seguir buscando que se haga justicia con ese asesino. Gracias
triooro13@yahoo.com.ar

10)Benjamín – Envía Patricia Herrera

Febrero de 2009… Mi Benjamín estaba hermoso. Pronto cumplirías ya 4 añitos. Habíamos llegado de la playa hacia nada más que tres días, Todo normal. De vuelta ya en casa a la que tanto extrañaste. Decidió tu tía comer aceitunas las misma que habían comprado en el viaje de regreso a casa. Estabas jugando en el patio con tu perro y habías saludado a tu tía y tus primas que habían llegado a casa esa tarde a visitarnos. Llegaste a la habitación en donde estábamos comiendo, sacaste algunas aceitunas, comiste sin ningún problema. Luego volviste por mas y te sentaste en el marco de la ventana. La última aceituna se te atoró en tu pequeña garganta. Nadie de todos los que estábamos ahí pudo hacer nada.. Te llevaron raudo al hospital más cercano, pero nada hicieron, 4 días después te fuiste al cielo... y nosotros desde ese día estamos destrozados, extrañándote a cada instante mi vida... ¿Por qué tenias que ir si eras nuestra alegría, nuestra luz, nuestro todo? ¿Qué hacemos ahora sin tu presencia, sin tus gracias, sin ti mi amor?
chikitaherrera@hotmail.com

11)Libros

AMARGA LLUVIA. SENTIMIENTOS DE UNA MADRE ANTE LA MUERTE DE SU HIJO
Brito, María José

Tras un mes en el hospital, el 19 de abril de 2008 a las ocho y veinte de la tarde, con tan sólo dieciocho años, víctima de leucemia, murió Hugo. En aquel momento comenzó a llover. La lluvia, tan deseada, se volvió amarga al mezclarse con las lágrimas de todos los que lloraron su pérdida. La muerte de un hijo es una muerte en contra del sentido de la vida, un sufrimiento intenso, inmenso, el más devastador que un ser humano pueda experimentar. Amarga lluvia no se lee, se siente. Tal es la fuerza de su prosa sencilla y expresiva, y al final te queda lo que la autora pretende: el aroma de su hijo. Nadie que lea este libro quedará indiferente haya experimentado o no la pérdida de un ser querido, algo se le removerá muy dentro, allí donde cala de manera ineludible la -amarga lluvia-.
www.alfinlibros.com

¡Gracias por sus aportes! Y… ¡Hasta la próxima, amigos!

-----------------------------------------------
Para dejar de recibir este boletín, envía un email a boletin-unsubscribe@estrella-maili.com

Puedes suscribite o retirarte de la lista aqui:
Email
Subscribir Retirar

 

English Version

Copyright 2001, Gisela Lujan/Astar Publishing.
Todos los derechos reservados

Website Diseñado por
Lisa Craig
www.lisacraig.com

Y manejado por Alejandro Lujan