Boletín informativo Estrella Maili

Boletin del 2008-12-17

Bienvenidos a una nueva edición del boletín de la Fundación Estrella Mailí.

En este boletín gratuito, encontrará artículos, historias, poemas, bibliografía, enlaces a otras páginas web que ofrecen recursos para personas, especialmente padres, que viven un proceso de duelo. Es un espacio para expresar sentimientos y compartir experiencias...

En esta edición del boletín de la Fundación Estrella Mailí les ofrecemos...
  1. Nota del editor
  2. EL DUELO – Envía Israel Espinoza Ramírez
  3. HISTORIA DE PATRICIA.-
  4. Mi hijo Carlos Mario
  5. Poema - Envía Lilia Galvàn Ortiz
  6. Hijo mío – Envía Claudio Nuñez
  7. Libros: LA SONRISA DE MARTA. CÓMO SUPERAR LA MUERTE DE UNA HIJA
  8. Oración

Les recordamos que pueden ver los boletines anteriores en www.estrella-maili.com

=============== ARTICULOS COMPLETOS ===============

1)Nota del editor

De nuevo se acercan las fechas navideñas llenas de nostalgia, al recordar a nuestros queridos hijos, esposos, hermanos, padres, amigos, que ya no están presentes físicamente para compartir las celebraciones con nosotros.
A quienes transitan el camino del duelo por vez primera, estas navidades serán muy difíciles y les corresponde decidir dónde y con quién quieren estar.
A ellos dirijo mis pensamientos y oraciones, para que encuentren la fortaleza y paz de espíritu necesarios para navegar por las fiestas navideñas.
Recuerden que no están solos… Hay muchos padres que caminan por el sendero del duelo desde hace tiempo y están dispuestos a tenderles una mano amiga, a servirles de apoyo hasta que puedan volver a sostenerse solos…Ellos comprenden su dolor, su silencio, su tristeza profunda.

2)EL DUELO – Envía Israel Espinoza Ramírez

Sin duda durante toda nuestra existencia estamos ocupados en conseguir aquellas cosas que enriquecen y dan significado a nuestra vida, amigos, familiares, casa, posición, bienes materiales, dinero (aceptémoslo) y seguridad. Pero, ¿qué sucede cuando perdemos alguna de esas personas o cosas que son tan valiosas para nosotros?.

Es natural que suframos por la perdida de algo importante. Algunas veces, si la perdida es demasiado grande, los mismos cimientos de nuestras vida son sacudidos y caemos en una profunda desesperanza. En vista de que sabemos tan poco sobre la naturaleza del sufrimiento, es fácil llegar a ser presa del pánico cuando nos golpea, lo cual sólo contribuye a llevarnos al desaliento más profundo. Entonces ¿qué debemos saber acerca de la muerte y el “proceso del duelo” de tal manera que podamos enfrentarnos a él?

Preguntémonos: ¿Cuanta importancia tiene la fe en la persona que sufre una pérdida valiosa?, por ejemplo, cuando se pierde el trabajo, o un hijo, ¿habrá alguna relación entre sufrimiento y fe? Nosotros creemos que nuestra fe juega un papel importante en cualquier clase de sufrimiento, aunque no en la forma como algunas personas piensan.

Algunos parecen tener la idea de que una persona que presuma de tener una fe fuerte o madura no experimentará pena ni dolor. Es decir. Que está por encima de esa clase de experiencias. Aun más, estas gentes parecen implicar que la fe religiosa produce estoicismo. Y hasta podrían citar las palabras Bíblicas que dicen: “No os entristezcáis.....” y olvidan citar el resto del versículo, donde encontramos otras palabras que dicen. “No os entristezcáis, como los que no tienen esperanza. (1ª Tes 4:13).

La fe religiosa o por lo menos la Cristiana, jamas ha afirmado que una persona verdaderamente piadosa no experimentará pena ni dolor. En cambio, lo que realmente si se afirma es que hay maneras positivas y negativas de enfrentar el sufrimiento y que aquello que la persona considere mas importante en la vida determinará en forma definida el tipo de sufrimiento.

Pero nos referiremos aquí a la “perdida de un ser querido” en el que se deben explorar los aspectos positivos que tiene el sufrimiento. Debiendo describir no solamente la patología del dolor, sino al mismo tiempo lo que podemos aprender con el. Sin olvidar que el ser humano es un ser no solo espiritual sino también, social, psicológico y biológico; para que el ministro religioso no caiga en el error de los científicos de querer ver al individuo únicamente como ser biológico, ya que en ocasiones se comete el error de que el ministro al atender a un moribundo o enfermo terminal olvida que se enfrenta a un persona con problemas no solo de índole espiritual, sino también de carácter social, psicológico y deberá conocerlas para dar una mejor ayuda.

Si incluyéramos nuestras pequeñas experiencias dolorosas conjuntamente con las experiencias mayores, podríamos asegurar que el dolor es tan natural a cada persona como el mismo acto de respirar. ¡el dolor es inevitable!, ¡el dolor existe!.

Nadie ha vivido sin padecerlo, en múltiples maneras, pero las formas en que cada uno reacciona ante pequeñas contrariedades determinan en alguna manera la forma como probablemente reaccionará ante las experiencias mas dolorosas que surgirán mas tarde.

Por ejemplo, una de las experiencias dolorosas de la vida aunque pequeña, es cuando nos cambiamos del barrio, del pueblo, de la ciudad o nos tenemos que ir de nuestro país por diferentes razones. Esa experiencia de “desarraigo” que resulta de tales mudanzas tiene efectos muy importantes en las emociones y aun en la salud de los miembros de la familia. El dejar amigos, compañeros de escuela y las relaciones que se establecieron por años contribuye a provocarnos dolor. Esta experiencia se agudiza si la necesidad obliga a mudarse a otro país, con una cultura e idioma diferentes.

Los que por el tiempo de vida que hemos vivido y la experiencia que hemos adquirido , nos ha tocado ver una gran cantidad de personas enfermas o alteradas que acuden a los hospitales como resultado íntimamente relacionado con esa experiencia de cambio.

Se pueden ver personas presas de angustia desde meses antes de su mudanza y durante tres meses o mas después de ella. Que les provoca un gran dolor. Es posible perder un hijo no solo por causa de muerte, sino por un nuevo matrimonio. Puede suceder que un niño recoja todas sus pertenencias de su cuarto y cuando sale de su casa, ésta queda sin vida. La casa que una vez estaba llena de sus risas y alegría, ahora queda sola y fría.

Otra forma de duelo y dolor es la jubilación. No toda la gente acepta la jubilación y la recibe con gusto. Muchas de estas personas abandonan su trabajo con un corazón quebrantado y admiten que han perdido toda razón para vivir. O tal vez el caso de un trabajador que es despedido indefinidamente por motivos de recesión económica o reajuste de personal.

Mencionar todas las causas de duelo y dolor sería interminable. Podemos perder la salud, la vida, la vista, el oído. Podemos perder la casa por incendio o ruina financiera. Cualquiera de estas causas y muchas otras más, desencadenan el proceso del duelo por pérdida.

El duelo ocurre en forma natural en la experiencia humana. Enfrentamos el dolor de una perdida casi todos los días, ya sea en una u otra forma.
Asegurar que una persona es muy creyente y practicante y que por tal razón no va a experimentar situaciones semejantes de angustia y dolor, es totalmente ridículo. No solo es irreal sino incompatible con la salud tanto física como espiritual.

Cuando leemos en la Biblia “No os entristezcáis”, “No lloréis”, estamos implicando que debemos ser como los estoicos Griegos de antaño. Sin embargo, el ser humano no debe reprimir sus emociones por que estas represiones son las causas de las neurosis (según Freud). Los practicantes del cristianismo deben de saber la diferencia entre estoicismo y cristianismo. Las escrituras tanto en el antiguo como en el nuevo testamento, enseñan que el dolor es normal y potencialmente creador. Me gustaría sugerir que en la carta a los Tesalonicenses se hiciera un cambio gramatical, con el debido respeto que se merece tal escritura agregando una coma, para que dijera lo siguiente “Entristeseos, pero no como los otros que no tienen esperanza.” Y todavía añadiría. “Y QUE SEA POR UN MOTIVO RAZONABLE”. ¡Manifiesta pesar, siempre y cuando tengas algo verdaderamente valioso por el cual hacerlo!.

Uno de los versículos de la Biblia más conocidos aun por los niños consta de solo dos palabras. “JESUS LLORÓ”. Este versículo describe a un hombre que, cuando el dolor llegó, fue capaz de llorar. Deseaba y necesitaba expresar sus sentimientos. Porque reprimirlos, lo repetiré una vez mas nos puede llevar a una neurosis o aun desajuste emocional. Además de que se haría mas largo nuestro duelo.

Todo ministro debe saber descubrir e interpretar los fenómenos físicos, psicológicos y sociales amén de los espirituales que implica el duelo en las personas que requieren y solicitan su consejo, por un sufrimiento o perdida que no han sido capaces de superar. Tan pronto como empiece a comprender los problemas de los feligreses en angustia o las reacciones dadas por una perdida ya sea material o de algún ser querido que haya muerto, estará cumpliendo con el mandamiento de “misericordia quiero y no sacrificio”. Y estará encontrando el verdadero sentido a su ministerio.

Es por eso que me dirijo también a los ministros religiosos de todas las fez, para que actúen en forma objetiva ante las reacciones del duelo en los feligreses y se propone que esta disciplina llamada tanatología fuera incluida en sus seminarios de formación ministerial.

Para que sus feligreses encaren sus motivos de dolor en forma objetiva y honesta, y entonces resurjan de la experiencia dolorosa, fortalecidos, más preparados para brindar ayuda a otras personas en situaciones semejantes, además de que motiven al creyente a reevaluar sus convicciones religiosas.

Un duelo bien elaborado con una plena aceptación permite que el individuo desde el punto de vista espiritual sea capaz de mantener una adecuada relación con Dios y con el hombre; con un ministerio que realmente se interese por ellos. Hacerlos sentir por medio de estas acciones que se puede lograr que sus dolores que son una lucha, las sientan como una experiencia de crecimiento que haga madurar a su hombre interior y exterior, como el caso de Job que, aunque acosado por todos lados, nunca dejó su fe básica.

Es pues el duelo, la respuesta natural ante una pérdida. Y este se debe vivir para superarlo y lograr una aceptación no una resignación por que esta es pasiva y perjudica al que la padece. Tal es el trabajo del tanatólogo, si, la de curar el dolor de la muerte y el de la desesperanza, ya que es la única manera de lograr que el sobreviviente no sea eso únicamente, sino que aprenda a vivir y lo haga de nuevo, a plenitud a pesar de lo grande de su pérdida y vuelvan a ver la vida con esperanza.

DR. ISRAEL ESPINOZA RAMIREZ
MEDICO CIRUJANO Y DIPLOMADO EN TANATOLOGIA
MIEMBRO ACTIVO DE LA “ASOCIACION MEXICANA DE TANATOLOGIA” A.C
irar54@hotmail,com


3)HISTORIA DE PATRICIA.-

PERDI A MI HIJO CESAR DE 15 AÑOS JUNTO A DOS AMIGOS MAS EN UN ACCIDENTE DE TRANSITO. Yo vivía sola con el era mi marido chico, estudiaba en el liceo Lastarria en segundo año medio, inteligente y yo lo amaba han pasado tres años los mas largosde mi vida, tengo 50 años y al parecer en mi corazón tengo 90 años. GRACIAS POR TENER ESTE ESPACIO Y ME GUSTARIA CONOCER PERSONAS AMIMAIL QUE ES PATRICIA CASTRO VASQUEZ@HOTMAIL.COM.- TRABAJO PERO ME ES DIFICIL TODAVIA CONECTARME AL MUNDO ACTUAL, VIVO MI DIA A DIA ESPERANDO EL MOMENTO DEVOLVER A VER A MI BEBE DE 15 AÑOS CESAR. GRACIAS POR ESCUCHARNOS.-

4)Mi hijo Carlos Mario

En febrero de 2.007 mi hijo CARLOS MARIO murió a causa de un infarto. Pensé que no era posible tanto dolor y tristeza para una madre.

Después de casi dos años sigo preguntando por que a mí, por qué mi hijo, si tenia tantos sueños y metas por cumplir, si aun no había disfrutado de su título como ingeniero electrónico, si a sus 24 años no había recorrido ni la mitad del camino, si disfrutaba tanto cuidando la naturaleza los animales, los ríos las montañas, los nevados, si era un ser tan pero tan especial como es que ni siquiera pude despedir, solo las personas que hemos pasado por esto conocemos lo que es realmente el dolor.

entogo@hotmail.com


5)Poema - Envía Lilia Galvàn Ortiz

Hola Gisela: Deseo compartir un poema que le escribí a mi hija y que espero te guste.

¿Cómo pudo suceder? Fue en un instante
un segundo y mi vida se rompió.
Una vida que era plena, que era bella
que era amor.

El regalo más preciado, más hermoso
más valioso que el Creado me concedió
y que en sólo unos minutos,
de mi lado se llevó.

La llamó para tenerla cerca de su corazón
dejando el mío vacío y con un profundo dolor.
Su risa tan contagiosa se escucha por todo el cielo
y llega hasta mi tristeza calmando mi desconsuelo.

La imagino descubriendo el lugar donde ahora habita
con sus enormes y bellos ojos y su expresiva carita.
Con todo ese amor que tenía para dar a manos llenas
enviándome desde arriba una lluvia de caricias.

Disfruta mi niña hermosa, disfruta tu nueva vida
no te preocupes por nada que el Señor de ti ahora
cuida. Y aunque mi amor es tan grande y mi herida
aún tan viva, sabiéndote a ti feliz, nada importa mi
agonía.

Sé que ya no puedo verte, sé que sólo tu me miras
y me cuidas y visitas cuando me encuentro dormida
y te disfruto yo tanto como si estuvieras viva,
y al despertar siento yo tu presencia tan divina.

Y mi corazón se alegra y renace mi alegría
y vuelve a mi la esperanza de estar juntas algún día
y ser lo que siempre fuimos, las mas entrañables
amigas y continuar nuestra historia que fue interrumpida
un día.

Espérame mi chiquita, espérame mi Witrita,
sólo nos separa el tiempo, pero no dudes mi niña
que mi amor sigue creciendo para entregártelo todo
cuando llegue ese gran día.

witrita@hotmail.com



6)Hijo mío – Envía Claudio Nuñez

Mi guagua, porque eres mi bebe, espero que la decisión que tomaste sea para que seas muy feliz.

No tengo nada que reprocharte, qué importa esta soledad, dónde me encuentro, qué importan estas lágrimas, qué importa mi preocupación, qué importa no dormir, qué importa mi pena.

Sólo importa tu felicidad esa que tú buscabas, lo único que te pido que me esperes en el momento que tenga que partir, para poder abrazarte y darte un beso y junto a ti ir a la felicidad.

Yo sé que en estos momentos te encuentras acá porque de pronto te siento, veo esa risa que ilumina tu rostro lleno de gozo, pero que impotencia siento al no poder tocarte... mi vida, mi amor, mi pollo.

Siempre te llevaré en mi corazón, pollo mió, tu siempre me doblaste la mano y en esta oportunidad nuevamente lo hiciste.


Tu no sabes como te deseaba tener y DIOS me dio la dicha de enviarte 21 años conmigo queriendo tenerte por siempre conmigo.

Pero DIOS te necesitaba dame fuerza para salir de este abismo, cuida a tu cómplice tu madre quien era ella la que te mas te aprovecho.

Cuida de tu hermano quien nunca quizás te dijo lo que te amaba pero si era un gran amor que sentía por ti.

Lo mismo que tú sentías por nosotros.

Hijo mió, nos vemos pronto para continuar gozándote

Tu padre
cnunez@wws.cl

7)Libros: LA SONRISA DE MARTA. CÓMO SUPERAR LA MUERTE DE UNA HIJA

Reyes, Manuel
Editor: Alcalá
Año: 2007
Este libro está escrito por un padre que perdió a su hija a raíz de una enfermedad. Es un libro testimonial dónde nos hace partícipes de sus sentimientos, sus reflexiones, Es la viva expresión de un firme camino hacia la elaboración sana del duelo.

8)Oración

Dios, estás dentro de mi
Dentro de mi aliento
Dentro de cada pájaro, de cada montaña escarpada
Tu dulce contacto alcanza todo lo que me rodea
y me siento protegida.
Gracias, mi Dios
Por el hermoso día que comienza para mí.
Que el amor, la paz y la compasión
sean parte de mi vida
y de todos los que me rodean.
Estoy sanando…
He sanado…

Agradecimiento

A todas aquellas personas que colaboraron con material para el boletín, durante este año, les envío mi sincero agradecimiento.

Espero que el recuerdo de sus amados hijos llene sus corazones de paz y amor.

¡Hasta la próxima!

-----------------------------------------------
Para dejar de recibir este boletín, envía un email a boletin-unsubscribe@estrella-maili.com

Puedes suscribite o retirarte de la lista aqui:
Email
Subscribir Retirar

 

English Version

Copyright 2001, Gisela Lujan/Astar Publishing.
Todos los derechos reservados

Website Diseñado por
Lisa Craig
www.lisacraig.com

Y manejado por Alejandro Lujan