Boletín informativo Estrella Maili

Boletin del 2008-08-26

Bienvenidos a una nueva edición del boletín de la Fundación Estrella Mailí.

En este boletín gratuito, encontrará artículos, historias, poemas, bibliografía, enlaces a otras páginas web que ofrecen recursos para personas, especialmente padres, que viven un proceso de duelo. Es un espacio para expresar sentimientos y compartir experiencias...

En esta edición del boletín de la Fundación Estrella Mailí les ofrecemos...
  1. Nota del editor
  2. La muerte de un hijo adulto – Envía Claudia Roberts
  3. Qué es el duelo?
  4. Historia de Fabiana
  5. Envía Lilia Galván Ortiz
  6. Si tú pudieras ver adonde he ido
  7. Historia de Rene
  8. Libros - DÍAS DE DUELO. ENCONTRANDO SALIDAS
  9. CHAT - nuevo horario

Les recordamos que pueden ver los boletines anteriores en www.estrella-maili.com

=============== ARTICULOS COMPLETOS ===============

1)Nota del editor

Soñé con un atardecer. Corría con toda mi energía hacia el oeste, tratando desesperadamente de alcanzarlo, pero estaba perdiendo la carrera. El sol me ganaba desplazándose hacia el horizonte y de pronto se ocultó. Exhausta, dejé de correr y giré mi cuerpo para mirar hacia el este. Lo que ví fue la vasta oscuridad cerrándose sobre mí. Estaba petrificada por esa oscuridad y lo que quería era seguir corriendo detrás del sol, sabiendo que todo esfuerzo sería inútil, porque ya me había probado que era más rápido que yo. Entonces, perdí toda esperanza, colapsé en la tierra y caí en una profunda desesperación. En ese momento pensé que iba a vivir para siempre en la oscuridad y el temor invadió mi alma
Luego sentí una mano que se posó en mi hombro y me dijo… “la manera más rápida de alcanzar el sol y la luz del día no es corriendo hacia el oeste, detrás del atardecer, sino hacia el este, sumiéndonos en la oscuridad hasta encontrar el amanecer.”

2)La muerte de un hijo adulto – Envía Claudia Roberts

Muchos padres comentan que cuando muere un hijo adulto, es frecuente que el apoyo y la comprensión de las personas cercanas disminuya, dejando a los padres sumidos en una terrible soledad.
Cuando los hijos son adultos, las relaciones pueden ser complicadas y dejar situaciones abiertas o no resueltas que hacen que los padres se sientan culpables. Las personas muchas veces no se dan cuenta del dolor de los padres porque asumen que la muerte de un hijo adulto se maneja “más fácil” que la de un hijo pequeño. Un hijo adulto muchas veces no vive con sus padres o ha constituido su propia familia. Aunque todo esto puede ser cierto, los lazos de los padres con su hijo adulto todavía son fuertes, aunque ya no compartan el mismo espacio familiar.
Es frecuente también que los padres estén ocupados brindando apoyo a otras personas cercanas al hijo adulto (esposa, hijos) desatendiendo su propio duelo. Es importante recordar que la capacidad de ayudar a otros depende de cómo manejamos nuestro propio duelo. A veces, se intenta proteger a los otros y no se comparten los sentimientos, cerrando los canales de comunicación y creando más soledad. Recordemos que compartir nuestro duelo no significa que todos tengamos que vivirlo de la misma manera

3)Qué es el duelo?

El duelo es transición
Desorganización del “self”
Pérdida del sentido de la vida
Cuestionamiento de la vida

El duelo impica…
Redefinir el “self”
Un proceso que no tiene tiempo definido
Aceptar que los roles han cambiado
Caminar en territorio desconocido
Aprender a vivir con nuestra pérdida

4)Historia de Fabiana


Hola perdí a mi hijo de 20 años en la navidad de 2005, en un accidente de auto. He tratado todo este tiempo de luchar para seguir adelante y de echo creo que lo he logrado. He creado una ONG en mi ciudad para trabajar en prevención, concientización y educación vial. En este momento estamos creando un grupo para padres en duelo con la intención de ayudar a otros en esta difícil tarea que es acostumbrarse a sobrevivir a nuestros hijos. Me interesa difundir y nutrirme con tu experiencia. Que Dios guíe tus pasos y te de paz.
Gracias.
fabianamanzur@hotmail.com

5)Envía Lilia Galván Ortiz

La historia de Mariana me ha estremecido profundamente. La similitud de su historia con la de mi querida niña es impresionante. Mi amadísima niña murió hace un año 4 meses a la edad de 22 años. Terminó su corta vida ahorcándose en el baño de nuestra casa y yo estoy muerta en vida. Ella era una niña sumamente alegre, muy parecida a Mariana. Con un montón de amigas que la adoraban y por quienes ella daba todo. Fue una hija rebelde y tampoco los estudios eran su fuerte. Pero era una hija adorable, con un corazón enorme y una capacidad de darse a los demás que a veces me parecía excesiva. Yo puedo decir que estaba en el mejor momento de su vida. Ella había sufrido mucho por un sobrepeso que no había podido controlar. En el año 2005 la sometimos a una operación para graparle el estómago y fue todo un éxito. Logró perder casi 50 kilos y se convirtió en una mujer hermosísima, aunque siempre fue bonita, pero ahora con su nuevo cuerpo lucía espectacular. Aunque siempre fue alegre y muy ocurrente, yo sabía que la tristeza por su gordura la torturaba y ahora se había ido esa tristeza y estaba llena de planes, de proyectos, feliz de ponerse ropa a su gusto y le encantaba arreglarse. Mi relación con ella era sumamente estrecha. Eramos la una para la otra una amiga y para mí era mi hija, pero también mi compañera, mi confidente, mi razón de vivir, y yo para ella también era lo mismo. Sus amigas le decían que tenía mamitis pues donde anduviera me llamaba para decirme que me extrañaba. Vivió muy intensamente, como si supiera que el tiempo se le iba a acabar demasiado pronto. Era una niña muy sana sin vicios ni cosas oscuras. Tenía un imán con los niños especiales y amaba profundamente a los animales. Era sumamente compasiva y le dolía profundamente el dolor ajeno y si en sus manos estaba aliviarlo, no la detenía nada. Pero algo que no puedo comprender le impedía ser feliz. Nosotros la rodeamos de amor. Para su papá era la niña de sus ojos y sus hermanos la amaban mucho. Hubiéramos jurado que no le faltaba nada, pero evidentemente nos equivocamos. El 12 de Abril de 2007 se fue dejándonos una carta donde nos repetía mil veces todo lo que nos amaba, y lo agradecida que estaba de todo el amor que le habíamos dado, pero nos explicaba que tenía la necesidad de descansar. Desde ese día tenemos la vida rota. Todos los días nos preguntamos que fue lo que pasó y nadie nos responde. Seguimos viviendo porque no nos queda otra opción. Tenemos 2 hijos que nos necesitan y que han sido la fuerza que nos ha permitido seguir. Pero hay ocasiones en que no quisiéramos despertar. Nuestra vida dió un giro de 360ª y ha sido sumamente difícil sobreponernos. Pero tenemos la esperanza de que algún día la paz llegará, y aunque este dolor siempre estará presente y siempre la extrañaremos, lograremos vivir con dignidad y esperando pacientemente el reencuentro con uno de nuestros más grandes amores.
Que Dios los bendiga y gracias por darnos este espacio.
witrita@hotmail.com

6)Si tú pudieras ver adonde he ido

Si tú pudieras ver adonde he ido,
si conocieras la belleza de este lugar,
si supieras qué se siente saber que estás en casa
viendo la cara de nuestro Salvador;
despertar a la paz y desconocer completamente
el temor y sólo sentir un gozo incomparable.
A pesar de que en el mundo ustedes me extrañan;
no me querrían allí si pudieran ver adonde he ido.
Si tú pudieras ver adonde he ido,
haber hecho el viaje conmigo,
sabrías que no estaba sola,
que mi Salvador venía conmigo.
Cuando desperté, Él estaba a mi lado y
extendiendo hacia mí su mano me decía:
\"Apúrate, vamos de regreso a casa,
a un lugar ilimitado y glorioso.
No te aflijas por lo que amas, porque Yo estoy
no sólo contigo, sino también con ellos,
y estando tú en casa, ellos anhelarán venir también.\"

Si tú pudieras ver adonde he ido y lo que
me ha sido mostrado, no volverías a tener temor,
no volverías a sentirte solo,
te maravillarías del afán de Dios,
verías su mano en la vida de todos
y te darías cuenta del amor que tiene por nosotros.
Cómo carga el peso de nuestra pena,
cómo su corazón se duele y llora cuando alguno
se pierde... ¡Ah, pero cuanto goza cuando
uno de sus hijos regresa a casa!

Si tú pudieras ver adonde he ido,
y pudieras quedarte un rato conmigo
y compartir las cosas que Dios ha hecho
con su gracia eterna. Pero no, nunca podrías regresar,
una vez conocido el gozo del Cielo,
una vez que el Cielo fuera tu casa,
no soportarías caminar por las veredas del mundo
otra vez.

Si tú pudieras ver adonde he ido.
Y ahora que estoy en casa con Él,
segura en toda forma,
Estoy esperando aquí en la puerta del Cielo,
Para un dulce día, darte la bienvenida.
¡Ah, si tú pudieras ver adonde he ido!

7)Historia de Rene

Hola soy un piloto de aerolínea retirado, hace 2 años perdí a mi hijo Rene en un accidente de motocicleta, él era piloto también Tenía una esposa y 2 hijitas de 2 y 1 año de edad. Cuando me dieron la noticia, sentí que el mundo se me vino encima y me quería morir en ese momento. ¿Cómo es posible que la vida le cambie a uno en un segundo? Sé que jamás mi vida será igual. Estoy aprendiendo a vivir con el dolor, pero siento que a veces me vuelvo a deprimir muy fuerte, son como oleadas de tristeza, y me deprimo y le pierdo ilusión a todo. Pero tengo otro hijo de 30 años que está conmigo y a mis 2 nietas que viven en Cancún, y es por ellos que trato de sobrevivir, espero que me puedan asesorar en materia de lectura sobre duelo y dolor, en este caso, gracias por la información y ayuda que puedan dar.
Sinceramente,
Rene
capzavaleta@hotmail.com

8)Libros - DÍAS DE DUELO. ENCONTRANDO SALIDAS

Sforza, Michele G.
Tizón, Jorge L.
Editor: Alba
Año: 2008
Este libro proporciona las claves para comprender el proceso de aceptación de la pérdida y de la elaboración del dolor según los distintos tipos de duelo. Dota al lector en general -y también a los profesionales de la salud- de herramientas para que los familiares, allegados, y pacientes puedan superar el trance. Procura asimismo indicaciones sobre cómo acompañar con la adecuada comprensión y respeto a quienes han sufrido el trastorno de un cambio tan brusco y necesitan orientación para reencaminar su vida.
www.alfinlibros.com


9)CHAT - nuevo horario

Tome nota del nuevo horario de chat: 8:30 – 9:00 am los martes y jueves (hora Colorado) Si desea una sesión personal de chat, escriba a gisela@estrella-maili.com



“La muerte no es más que un sueño y un olvido”
Mahatma Ghandi

Si quiere enviar material para el boletin, escriba a gisela@estrella-maili.com

¡Hasta la próxima, amigos!

-----------------------------------------------
Para dejar de recibir este boletín, envía un email a boletin-unsubscribe@estrella-maili.com

Puedes suscribite o retirarte de la lista aqui:
Email
Subscribir Retirar

 

English Version

Copyright 2001, Gisela Lujan/Astar Publishing.
Todos los derechos reservados

Website Diseñado por
Lisa Craig
www.lisacraig.com

Y manejado por Alejandro Lujan