Boletín informativo Estrella Maili

Boletin del 2007-12-13

Bienvenidos a una nueva edición del boletín de la Fundación Estrella Mailí.

En este boletín gratuito, encontrará artículos, historias, poemas, bibliografía, enlaces a otras páginas web que ofrecen recursos para personas, especialmente padres, que viven un proceso de duelo. Es un espacio para expresar sentimientos y compartir experiencias...

En esta edición del boletín de la Fundación Estrella Mailí les ofrecemos...
  1. Nota del editor
  2. A mis amigos – Envía Lilia Amparo Betancur
  3. TUS LÁGRIMAS – Envía Silvia Dobler
  4. Pensamiento
  5. Libros: ESTOY EN DUELO - José Carlos Bermejo

Les recordamos que pueden ver los boletines anteriores en www.estrella-maili.com

=============== ARTICULOS COMPLETOS ===============

1)Nota del editor

Otra vez se acercan las fechas en las que la ausencia física de aquellos que ya emprendieron su viaje a otras realidades, nos golpea sin piedad. No importa cuántos años hayan transcurrido, el calendario nos recuerda que en nuestra mesa habrá otra vez una silla vacía. Para algunos que apenas comienzan a transitar el solitario camino del duelo, estas fechas serán muy dolorosas; para otros que ya han recorrido un largo trecho del camino, el dolor quizás haya disminuido y sientan una terrible añoranza; una tristeza profunda y el anhelo del contacto físico con quienes se han ido. El deseo de dar un abrazo, una caricia, un beso, de nuevo cobra fuerzas y abre la herida que apenas comienza a cicatrizar en nuestros corazones. Y esta herida nos recuerda que estamos vivos, que a pesar de lo que hemos perdido, hemos podido reconectarnos con la vida y estar presente para quienes todavía nos acompañan y nos necesitan en esta realidad. Padres, hermanos, amigos que han sido pilares fundamentales en nuestra recuperación. En estas fiestas agradezcamos su constante apoyo, su amor, su comprensión y respeto por nuestro dolor.

2)A mis amigos – Envía Lilia Amparo Betancur

Quiero contarles por que mi correo electrónico se llama liliamariposa. Es por el hecho mas triste que ha sucedido en mi vida: primero el gusano cuando Juancho murió y mi vida quedo tan desbaratada que en mi dolor escasamente me arrastraba y vivía por las personas que sabía que me amaban. No entiendo como fui capaz. Luego, la oruga que fue mi proceso de elaboración del duelo que me llevó a encapsularme en el sentir desde mi corazón y mi alma, la falta física de mi hijo y entender muchísimas cosas entre ellas, que Juan solo moriría el día que yo lo olvidara y lo dejara de amar y eso sería imposible. Allí fue cuando entendí que siempre viviría espiritualmente, que sería imposible olvidarlo. Desde ese momento pasé a ser esa mariposa que quería volar y llevar todos mis conocimientos del proceso de duelo y prepararme como profesional en unos años al servicio a las personas y que pueda ayudar en ésta experiencia tan difícil y dolorosa que es enterrar un hijo. Todo esto lo escribo llorando ya que no ha sido fácil, tampoco para Mony ni Diego, a quienes les ha tocado tener otra mamá porque no volví a ser la misma. Después de la muerte de Juan, todo lo percibo de una manera distinta; pero sí tengo claro que los amo sin tantos apegos, aunque con temor de perderlos.
Gracias por el apoyo que he recibido de todos ustedes especialmente de Dios, de mis hijos, Luís Fernando y de toda mi familia. Esto fue con la ayuda del grupo de apoyo de la Funeraria San Vicente y La guía del Psiquiatra Jorge Montoya Carrasquilla y todo su equipo. Cada martes aprendo algo de este duro camino. No hubiera sido capaz de seguir viviendo, si Dios no me coloca en este
lugar tan especial donde me he podido recuperar. Y trascender la muerte de mi hijo en servicio.
Es difícil entender que era una persona diferente antes de Juan David morir y otra después de su muerte. Entender que la vida se me desbarató y sentir que se iba una parte de mí con él y sus sueños, proyectos e ilusiones.
Gracias a Dios existen los recuerdos que nos ayudan en ciertos momentos a poder olvidarnos de su ausencia y disfrutar de todo lo que Juancho nos regaló, con todo lo que era él y su hermosa sonrisa ¡imposible de olvidar!.
Los quiero mucho, ¡GRACIAS!

LILIA AMPARO BETANCUR sept.07
liliamariposa@gmail.com

3)TUS LÁGRIMAS – Envía Silvia Dobler

Cuentan que había una vez un señor que padecía lo peor que le puede pasar
a un ser humano: su hijo había muerto.

Desde la muerte y durante años no podía dormir. Lloraba y lloraba hasta que
amanecía.

Un día, aparece un ángel mientras dormía y le dice:
- Basta ya.
- Es que no puedo soportar la idea de no verlo nunca más.

El ángel le dice:
- ¿Lo quieres ver?.
El hombre lógicamente responde afirmativamente.
Entonces lo agarra de la mano y lo sube al cielo.
- Ahora lo vas a ver, quédate acá.
Por una acera enorme empiezan a pasar un montón de chicos, vestidos como
angelitos, con alitas blancas y una vela encendida entre las manos, como
uno se imagina el cielo con los angelitos.

El hombre dice:
- ¿Quiénes son?
Y el ángel le responde:
- Éstos son los chicos que han muerto en estos años y todos los días hacen
este paseo con nosotros, porque son puros...
- ¿Mi hijo está entre ellos?
- Sí, ahora lo vas a ver.
Y pasan cientos y cientos de niños.
- Ahí viene... avisa el ángel.
Y el hombre lo ve. ¡Radiante!, como lo recordaba.
Pero hay algo que lo conmueve: entre todos es el único chico que tiene la
vela apagada, y él siente una enorme pena y una terrible congoja por su
hijo.
En ese momento el chico lo ve, viene corriendo y se abraza a él.
Él lo abraza con fuerza y le dice:
- Hijo, ¿por qué tu vela no tiene luz? ¿no encienden tu vela como a los
demás?.
- Sí, claro papá, cada mañana encienden mi vela igual que la de todos,
pero... ¿sabes qué pasa?, cada noche tus lágrimas apagan la mía.—

silviadobler@hotmail.com

4)Pensamiento

La muerte no es el fin, es solo un comienzo. La muerte es la continuación de la vida. Eso es lo que significa la vida eterna; es donde el alma encuentra a Dios, para estar en su presencia, para ver a Dios, para hablarle, para continuar amándole con más amor.
En la muerte, sólo entregamos el cuerpo, pues el corazón y el alma vivirán siempre.
El ayer pasó y el mañana aún no ha llegado; debemos vivir cada día como si fuera el último, para que cuando Dios nos llame, estemos dispuestos y preparados a morir con el corazón limpio.

Madre Teresa

5)Libros: ESTOY EN DUELO - José Carlos Bermejo

“Estoy en duelo” es un libro que aborda la experiencia del dolor de la pérdida a través de testimonios reales y de las explicaciones y reflexiones del autor, José Carlos Bermejo, religioso camilo y director del Centro de Humanización de la Salud (Madrid).
Editor: PPC
Año: 2005
www.alfinlibros.com

Si desea enviar material, escriba a: gisela@estrella-maili.com

A todos mis lectores, mis mejores deseos de paz, fortaleza y amor.

-----------------------------------------------
Para dejar de recibir este boletín, envía un email a boletin-unsubscribe@estrella-maili.com

Puedes suscribite o retirarte de la lista aqui:
Email
Subscribir Retirar

 

English Version

Copyright 2001, Gisela Lujan/Astar Publishing.
Todos los derechos reservados

Website Diseñado por
Lisa Craig
www.lisacraig.com

Y manejado por Alejandro Lujan