Boletín informativo Estrella Maili

Boletin del 2006-10-31

Bienvenidos a una nueva edición del boletín de la Fundación Estrella Mailí.

En este boletín gratuito, encontrará artículos, historias, poemas, bibliografía, enlaces a otras páginas web que ofrecen recursos para personas, especialmente padres, que viven un proceso de duelo. Es un espacio para expresar sentimientos y compartir experiencias...

En esta edición del boletín de la Fundación Estrella Mailí les ofrecemos...
  1. Nota del editor
  2. Historia de Raquel – Envía Raquel Fernández
  3. Luis Angel, un bebé muy especial – Envía Karla Reyna
  4. Poemas - Karla Reyna
  5. DERECHOS DE LOS PADRES CUANDO MUERE UN BEBÉ - Traducido por María Tapie
  6. Una madre se quiere comunicar... Envía María Esther
  7. Libros - Duelo por las vidas no vividas.Savage, Judith A.

Les recordamos que pueden ver los boletines anteriores en www.estrella-maili.com

=============== ARTICULOS COMPLETOS ===============

1)Nota del editor

Escuchar es un arte.
Escuchar a un padre hablar sobre la muerte de su hijo sin interrumpirlo para decirle algo que probablemente ya sabe, es la única manera de ayudarlo.
Los padres que han perdido hijos por muerte son personas que hacen sentir incómodas a familiares y amigos, quienes a menudo no pueden permanecer callados por mucho tiempo. El silencio les incomoda... ¿por qué? Porque piensan que diciendo algún “cliché” alivian su “dolor” y la incomodidad que éste les produce.
Permitir que los padres den rienda suelta a su dolor es más reconfortante para ellos, que tratar de eliminarlo con palabras. El silencio, aunque parezca difícil, conlleva mensajes poderosos: “Estoy aquí a tu lado, sin prisa. Soy paciente y cuando estés listo para hablar, estaré aquí para escucharte.”
Guardar silencio puede ser el regalo más hermoso para un padre en duelo.

2)Historia de Raquel – Envía Raquel Fernández

Historia de Raquel – envía Raquel Fernández
Mi nombre es Raquel Fernández. Hace tres años y tres meses mi preciosa hija Raquel de 17 años murió en un accidente de tránsito. Era una niña respetuosa, amorosa, excelente estudiante y compañera, divertida, hermosa... en fin ¡qué les puedo decir!
Ese día, ella y su novio Josetxo, de 19 años se dirigían a Atlixco, un lugar cerca de Puebla, donde vivimos, a una comida donde ya los esperaban sus amigos. Raquel y Josetxo eran novios desde hacia 2 años y meses eran como pareja divertidos, respetuosos, tiernos y se tenían un amor tan puro y maduro raro en unos adolescentes. Las malas condiciones de la carretera y la lluvia los llevaron a ese fatal accidente.
Cuando yo me enfrenté a la muerte de mi hija me devastó, me desgarró, me aniquiló, no tenía sentido mi vida, no tenía deseos de nada. Dios me dio la fuerza para seguir adelante no con muchos ánimos, pero también por mi hija mayor Montserrat que es 4 años y meses mayor que Raquel y que estaba preocupada por mí y sufriendo la muerte de su hermana. Así que un día decidí continuar viviendo. Tomé fuerzas de mi Dios misericordioso y compasivo que día a día me abraza y me da su mano transformando mi vida.
El caminar de unos padres que pierden la presencia física de algún hijo es largo y doloroso. Era tan grande mi dolor, que Dios me puso en el camino el diplomado de Logoterapia, así que estuve en la Universidad un año. Allí conocí gente maravillosa con quien compartir mi agonía. La Logoterapia me ayudó a encontrar el camino para aprender a vivir con mi dolor, abrazando el sufrimiento, a revalorarme para apreciar todos los regalos maravillosos que recibo día a día, a buscar el camino para encontrar la confianza perdida; despertó mi humanidad para entregarme a los demás y me dio esperanza. También estudio Tanatología, que me ayuda a entender mi duelo, el proceso que todo ser humano tiene ante una pérdida.
Estoy rodeada de gente maravillosa de los cuales solo recibo amor y compañía, las amigas de Raquel mi hija me han adoptado como una segunda madre y el vivir y compartir sus experiencias con ellas, me hace pensar que en cada una de ellas se encuentra mi ángel. Por que eso es mi hija Raquel para mí... mi ángel que me acompañará toda la vida hasta el día que nos reunamos en el Reino de Dios.
Mientras tanto que Dios te bendiga e ilumine para seguir con esta ayuda a padres que viven nuestra experiencia. Gracias
raquelfm78@hotmail.com

3)Luis Angel, un bebé muy especial – Envía Karla Reyna

¡Hola!Mi nombre no importa, lo que importa es lo que sentimos.

Tengo 25 de edad. Exactamente hace un mes murió mi bebé, es mi primer hijo, el 09 de septiembre me hicieron una cesárea, mi hijo desgraciadamente vivió menos de una hora, ni siquiera lo tuve entre mis brazos.

Yo ya sabía que él iba a morir porque tenía anencefalia, esto es que no se le forma el cerebro, me informé sobre este padecimiento y en la mayoría de los casos los bebés viven alrededor de tres días, tiempo en el cuál los papás los pueden llenar de besos, de todo el amor que no le van a poder dar en esta vida terrenal.

Yo estaba preparada para verlo, ya que a ellos les ponen un gorrito para cubrir su herida y se ven como un bebé perfectamente normal. Llevaba todo listo para ese día, ropita linda para ponerle, varios gorritos para ponerle a Luis Angel, una cobijita que mi mami le había bordado, agua y vela bendita para bautizarlo, su cajita de música que le ponía cuando estaba embarazada.

Al entrar a cirugía no pude llevarme los gorritos porque no estaban esterilizados, así es que le dije al pediatra que me enseñara a mi bebé, pero que le cubriera su herida para no impresionarme pero aunque fuera para verle los piecitos.

Al nacer, Luis Angel no lloró, el pediatra me lo enseñó pero le cubrió el rostro, solo le di un besito, aun recuerdo la tibieza de su cuerpo. Después me pasaron a recuperación y desgraciadamente murió sin yo antes tenerlo en mis brazos. Nunca lo vi. Ni siquiera pude levantarme para ir a su funeral.

Quiero que sepas Gisela, que eres una mujer muy afortunada, porque tienes mil recuerdos de tu hija Mariana, siéntete especial porque dios te escogió para ser la mamá de un ángel igual que a mí.

Yo sé que por fuera y cuando estamos con otras personas todo en normal y felicidad, pero cuando estamos solas las cosas son muy distintas.

En mi caso, yo sabía desde los 5 meses de embarazo que mi bebé iba a morir, el doctor quería que terminara con el embarazo, pero yo no quise, era muy doloroso saber que mi bebé tenia los días contados, tengo el alma destrozada porque no pude verlo ni una sola vez, toda la familia lo vio menos yo, dicen que estaba igualito a su papá, siento que se me destroza el alma al saber que la persona mas importante de Luis Angel, no lo pudo ver ni estar en su funeral.

A veces me siento tan culpable de que mi bebé murió solo, yo lo quería tener aunque sea sólo una vez entre mis brazos y besar sus mejillas, pero desgraciadamente no fue así, pensé que iba a vivir mas tiempo, pero me pongo a reflexionar y es cuando entiendo que Dios lo quiere tanto que no permitió que sufriera y se lo llevo rápido y sin dolor, ya que él no iba o poder comer por sí solo.

Bueno son tantas cosas por contar, quisiera haberlo tenido conmigo para oir su risa y oirlo tan solo una vez decirme mamá. Todo lo que no fue me parte el alma, porque no tengo ni siquiera una foto para llorarle y recordarlo. Sólo me queda el recuerdo de su cuerpo y su calor.

Hoy estoy triste porque tuviera un mes.

Tengo unos poemas que escribí. Quisiera que me escribieras para compartir nuestros sentimientos y ayudarnos mutuamente.

Sé que Luis Angel y Mariana están felices y que ellos están con nosotros aunque ya no los tengamos físicamente.

Saludos,
lissettereyna@hotmail.com

4)Poemas - Karla Reyna

En tu vida sólo recibiste una caricia y un beso…
Un beso lleno de amor y alegría por ser de bienvenida.
Un beso que se convirtió en despedida.
Sólo sentiste la tibieza de unos labios.
Esos labios que aun recuerdan el calor de tu cuerpo.
Esos labios que Dios eligió de entre millones de personas,
para que tu sintieras que eres lo que más ama esa persona.
Esos labios son los míos…
Y esa persona soy yo… tu mami.

Hijo mío:
Tu vida fue tan breve…
Solo viniste a que te diera un besito…
El beso más importante de mi vida.

5)DERECHOS DE LOS PADRES CUANDO MUERE UN BEBÉ - Traducido por María Tapie

1. Tener la oportunidad de ver, cargar y tocar a su bebé en cualquier momento, antes y/o después de su muerte, dentro de lo razonable.
2. Que le tomen fotos a su bebé y que estén disponibles para los padres o guardadas hasta que los padres las quieran ver.
3. Recibir todos los recuerdos posibles, como por ejemplo, tarjeta de cuna, brazalete de bebé, ultrasonido y/o fotografías, mechón de cabello, impresión de pie y mano, documento de peso y longitud.
4. Ponerle nombre a su bebé y desarrollar una relación con él o ella.
5. Observar sus costumbres culturales y religiosas.
6. Que un personal médico comprensivo les brinde cuidado, respetando sus sentimientos, pensamientos, creencias y necesidades individuales.
7. Estar juntos el mayor tiempo posible durante la hospitalización.
8. Pasar tiempo a solas con su bebé, reconociendo las necesidades individuales.
9. Que se les informe sobre el proceso de luto.
10. Pedir una autopsia. En caso de aborto espontáneo, poder pedir que se realice o no una autopsia o examen patológico según lo determinado por la ley aplicable.
11. Que se les presente información en terminología fácil de entender para los padres en cuanto al estado de su bebé, causa de muerte, incluyendo el reporte de la autopsia, patología u otros reportes médicos.
12. Planear un ritual de despedida, entierro o cremación en cumplimiento con los reglamentos locales y estatales y de acuerdo a sus creencias, religión o costumbres culturales personales.
13. Recibir información sobre recursos de apoyo para ayudarles en el proceso de recuperación, por ejemplo, grupos de apoyo, asesoramiento, material para leer y revistas sobre la pérdida perinatal o neonatal.

Derechos Reservados, 1991. Adaptado de National Share Pregnancy and Infant Loss Support, Inc. con permiso de Women’s College Perinatal Bereavement Team, Toronto, Canadá. Copias que pueden ser impresas y distribuidas gratuitamente otorgando el crédito apropiado.
Traducido por María Tapie para FUNDACIÓN ESPERANZA en memoria de Max (12/18/97)

6)Una madre se quiere comunicar... Envía María Esther

He abierto la página y he sentido la necesidad de comunicarme, porque hace 7 meses he perdido a mi hijo de 38 años por muerte súbita. Deja tres hijito de 9, 6 y 3 años.
Hay momentos en que pienso que esto me supera, que el dolor me ahoga.
Quisiera establecer contacto con quienes han pasado por esto, ver que a otros también les ocurre (lamentablemente) y que hay quienes han podido sobrevivir.
¿Cómo se hace para salir de acá?
Un abrazo y GRACIAS
María Esther
mecentarti@fibertel.com.ar

7)Libros - Duelo por las vidas no vividas.Savage, Judith A.

Un estudio psicológico de esta analista jungiana, que investigó durante 15 años la pérdida de hijos pequeños o recién nacidos y el duelo que ello comporta. Espléndido manual de supervivencia para padres en duelo, con indicaciones para la práctica clínica.
Editorial Luciérnaga, Año: 2000
www.alfinlibros.com

Si quiere enviar material para el boletín de diciembre, escriba a: gisela@estrella-maili.com

¡Hasta la próxima, amigos!

-----------------------------------------------
Para dejar de recibir este boletín, envía un email a boletin-unsubscribe@estrella-maili.com

Puedes suscribite o retirarte de la lista aqui:
Email
Subscribir Retirar

 

English Version

Copyright 2001, Gisela Lujan/Astar Publishing.
Todos los derechos reservados

Website Diseñado por
Lisa Craig
www.lisacraig.com

Y manejado por Alejandro Lujan